FANDOM


Operación: Camarada Caído

El Infierno contra los Guerreros del Amanecer después de la Vida

(操業: 堕輩, Sōgyō: Ochiru Yakara)

Información
Siguiente Dunkel: Noche de luna llena, regresan los colmillos
Saga Wiki Akatsuki Afterlife:Películas(Semi-Oficiales)
Personajes
Akatsuki Afterlife
Ejército de las Tinieblas
Objetos
Espada Kusanagi
Orbe de Distorsión
La Operación: Camarada Caído es un proyecto dirigido por el Usuario:Coloso de Esparta. Es un relato (Igual que en Finalmente Cara a Cara: Satariel Yami vs Cero Uzumaki-La batalla de los Dioses) que Cero Uzumaki y Shiro Kurosuke le cuentan a Kensei (Hijo de Cero y ahijado de Shiro) sobre una guerra en la que se batallaba por el alma de Shiro, que había sido arrebatada por Yuki Homura, el mismísimo Dios de la Muerte.

Editar

Kensei y Camus se encuentran entrenando en un campo nevado, supervisados por Cero y Shiro; pelean contra varios clones de Shiro. Tras un rato, Shiro da una señal para que se detengan, los clones desaparecen y ellos se ponen descansar.

Shiro: Y bien, ¿Que les parece mi entrenamiento?

Kensei (Tirado en el suelo): ¡¡¡Fatal!!!

Cero: Bien, pues tengan en cuenta que faltan muchas horas de entrenamiento más y que, hasta que terminen, sus culos serán propiedad de Shiro.

Kensei: Dime que es broma papá...

Shiro: No lo siento chicos, pero Cero tiene razón: Sus culos son míos y van a morir.

Kensei: ¡¡¡Me lleva!!!

Camus: Que alentador suena eso, pero por lo menos déjanos descansar tío...

Shiro: Muy bien lloronas, para que vean que no soy tan malo les contare un cuento sobre algo que pasó hace mucho tiempo.

Kensei y Camus: ¿En serio?

Shiro: Si, se llama El Camarada Caído, y va así...

Un día como cualquieraEditar

Era un día como cualquier otro en la Mansión de Akatsuki Afterlife, un lugar realmente tranquilo a simple vista, dentro de esta todo era un rutina para cada integrante, después de la guerra todo era paz y tranquilidad para cada uno. Kozuke se entrenaba sin parar durante horas, pues deseaba ser mas fuerte para defender a sus compañeros; Kael y Franken. tras terminar su entrenamiento, se ponían a jugar a las cartas con sus compañeros, y por último solo quedaban Yorumaru y Shiro. Estos dos tenían una típica charla en un Atrio próximo a la Montaña de Plata, en la que charlaban cosas al azar todos los días a la misma hora, pero la de ese día...

Shiro: Jamás podrían reemplazarme, amigo mio. Eso seria exactamente lo mismo que decir "Para todo hay un limite", cosa que yo probé como equivocada.

Yorumaru: Admito que eres ya una parte realmente importante, pero si mueres, te daremos un funeral apropiado y buscaremos a alguien capacitado para tomar tu lugar-

Shiro: ¡¡¡Imposible!!! En este mundo no existe nadie mas parecido a mi que yo mismo, no importa cuanto busques, no lo lograras jamás. Para conseguir a alguien que me sustituya, tendrías que crear a dicha persona a base de mi ADN y estilizarla para que no sea como un clon mio, ¡¡Pero es imposible porque ni yo mismo lo logre!! Es simplemente imposible.

Yorumaru: Aunque lo que dices tiene sentido, no dejarías que quedáramos incompletos, ¿Verdad?

Shiro: De hecho, no estamos de acuerdo y no se como aclarar el tema. ¡¡¡OTRA COSA MÁS EN LA QUE NO ESTAMOS DE ACUERDO!!!

Shiro había gritado al vacío que Yorumaru y el estaban en desacuerdo con Yorumaru en otra cosa más; algo típico, pues esto era parte de su rutina y muy pocas veces se ponían de acuerdo. Simplemente era algo de ellos.

Shiro: Bueno, te veo en el comedor, hoy sirven helado de chocolate y sabes lo mucho que me gustan los dulces; aunque sea ya un hombre adulto pocas cosas de mi cambian.

Yorumaru: Si, Kozuke me lo contó hace un tiempo, y quiero agregar que me agradas mas desde que empezaste a mostrarte como eres de verdad. En fin, te veo entonces, y que no se te olvide lo que sigue.

Shiro desplegó sus gélidas alas y se lanzó por el acantilado, para salir volando por encima de la Mansión: Era un momento que no podía faltar en su rutina y era algo que Yorumaru también solía envidiar, pues Shiro tenia el derecho de surcar los cielos cuando quisiera, el era un ser libre. Pero no por mucho tiempo...

Mientras tanto, en una especie de castillo situado en lo que parecía ser un colosal volcán, un hombre sentado en un trono de metal negro charlaba con una especie de guerrero, que portaba una armadura de acero negra como la oscuridad y de gran altura.

Hombre en el Trono: Entonces, ya lo tienes, ¿Verdad?

Guerrero: Así es mi amo, conseguí el Amuleto Celestial, y con esto por fin abriremos las puertas del Inframundo y obtendremos nuestra venganza. Todo por usted, mi señor, Yuki Homura.

Yuki: Excelente, mi fiel sirviente, por fin podremos cobrar venganza por lo que Shiro le hizo a mi amado padre. ¡¡¡Podre tomar su alma y vengar a mi padre, Goki Homura, el Vanguardia Infernal!!! Y tu me ayudaras a tomar su alma, Tsuji, contigo a mi lado quemaré su cuerpo como parte del ritual para revivir a mi padre, y consumiré su alma para finalizar mi venganza.

Tsuji: Como usted ordene mi amo, preparare a las tropas para la invasión al País del Hierro. Y no se preocupe por Akatsuki Afterlife, pues yo me asegurare de eliminarlos sin piedad.

Aquel muchacho era el hijo del Vanguardia Infernal, a quien Shiro había vencido en el pasado, justo cuando había "Muerto"; él, Yuki, quería venganza por lo que Shiro hizo y estaba dispuesto a lo que fuera.

Declaración del Dios de la MuerteEditar

Las cosas estaban mal, pero que muy, muy mal por Hagurogakure, y todo el mundo decía: ¿Como las cosas no van a estar mal si nuestro líder esta mal? Y se supone que alguien como Shiro era incapaz de ser tristeza, era una caracteriztica que lo representaba. Actuaba de manera extraña y contraria a la que siempre mostraba: Melancólico, distante, apagado y antisocial, Shiro  se la pasaba encerrado en su oficina, observando a la aldea desde su mirador, y eso preocupaba mucho a sus amigos; durante una semana entera, Shiro no hacía contacto con sus compañeros, y cuando salía era para las sesiones de entrenamiento de su ejército, al cual le exigía todo lo que pudiera dar más allá, incluso, de sus capacidades extremas; sus soldados podían estar a la altura de un Kage, pero la manera en que Shiro los entrenaba sobrepasaba por mucho lo más inhumano que habían visto de él y de ellos. Por ello ,por petición de Kozuke y por convicción propia, Yorumaru intentaba hablar con él, pero Tatsumi se lo impedía totalmente, diciendo que no él sentía muy bien.

"Y es por esa misma razón que debo entrar allí" Se dijo a si mismo una vez se decidió por entrar sin ser visto, haciendo uso de técnicas ANBU para ello. (...)

Cuando llegó a la oficina del Tetsukage mediante los ductos de ventilación, su primera impresión fue de espanto: Había visto a su hermano revivivdo cual zombie, pero Shiro, a diferencia de este, se veía como todo un zombie. Estaba pálido, esquelético y muy acabado; no parecía haber dormido en toda aquella semana, y durante horas no se movía ni para espantar a la mosca que le volaba al lado, era algo totalmente horrible.

Yorumaru (Pensando): Shiro, no puede ser, esto es-

Shiro: No descubrirás nada viendomé desde ahí, estoy entrenado para espiar mejor que nadie y tu táctica es muy primitiva, primate.

Yorumaru había quedado impresionado, pues Shiro lo había avistado sin siquiera mover un dedo, por lo que debió salir de su escondite. Shiro volteo, y se veía que estaba bastante acabado, no parecía haber dormido ni comido en un tiempo bastante largo. Yorumaru estaba realmente preocupado por él, y se preguntaba que le pasaba.

Shiro: No deberías de haber venido Youmu, debiste haberte quedado en tu apartamento.

Yorumaru: No me importa, mejor dime que te sucede en este instante o te lo sacare a golpes.

De repente, Yorumaru sintió una extraña brisa, para luego ver como un portal se abría en la entrada de la oficina. De este salian Yuki y Tsuji, acompañados de guerreros zombies provenientes del Inframundo.

Shiro: Por esto no quería a nadie aquí, para que no vieran esto.

Shiro desenfundó su Espada Kusanagi y se la dio a Yorumaru, junto a una carta que le prohibió abrir hasta que "Llegara por ella".

Yuki: Esperaba que intentaras oponer resistencia, pero si aceptas venir-

Shiro: Yo nunca dije que me rendiría, esto es parte de mi técnica especial, y ahora es cuando comienza la acción, Yuki.

Shiro empezó a emanar una cantidad de Chakra inmensa que agrietaba el lugar y empezaba a sentirse incluso en los puestos de vigía a las afueras de la ciudad. Una explosión se produjo en lo alto de la inmensa torre de Hagurogakure, causando el temor de los habitantes del pueblo, preocupados por lo que pasara en la morada de su líder; esto fue acompañado por la aparición de la tropa de Zangetsu hacía el lugar.

Zangetsu: ¡¡¡Todos por favor vuelvan a sus casas, nosotros nos encargaremos de lo que-

Un gran choque se produjo en lo alto de la torre; Shiro peleaba contra Tsuji, mientras que Yorumaru confrontaba a Yuki y lo retenía en el lugar.

Yorumaru: ¡¡¿Quien eres tu, dímelo ya?!!

Yuki: Te lo diré con gusto: Soy Yuki Homura, el Dios de la Muerte, hijo del antiguo Dios de la Muerte que Shiro Kurosuke derrotó en el pasado, y mi razón de venir es matarlo y cobrar su alma como debió haberse hecho.

Yorumaru: ¿Dios de la Muerte? Pero, ¿Eso no significa que lo que el nos contaba era real? ¿Él si venció a la muerte? Pero eso significa que-

Shiro: En efecto, si soy un Dios. Mi trabajo es el de cuidar el Espacio Inverso, lugar donde se origina todo lo material y donde se podría destruir el universo destruyendo lo que hay en ese lugar. Mi trabajo es ser guardián de la dimensión, pero también tengo derecho a controlar mi existencia, por lo que también desafío a la muerte al ser un inmortal.

Tsuji: Pero también es el culpable de la desaparición del Vanguardia Infernal original. Antes de ser un Dios era un engendro que desafiaba los conceptos del universo, a tal punto de que obtuvo la inmortalidad robando su hilo.

Yorumaru: ¿Su hilo?

Yuki: La muerte hace su trabajo mediante unos hilos que representan la vida de las personas, los cuales corta cuando a estas les llega la hora de morir. Shiro robó su hilo, se cortó el dedo medio y lo cosió con su hilo existencial, de modo que ahora puede manejar su vida para hacerla como a él se le de la gana.

Tsuji: Por eso el Dios de la Muerte fue encargado para derrotarlo y recuperar el hilo de este para cortarlo, de modo que pudiéramos eliminar a tal amenaza, pero las cosas no salieron como planeaba y en su travesía secuestro un alma del Inframundo, superando cada prueba que se le presentaba. Por eso logró que los Dioses le dieran el puesto de Dios de la Antimateria.

Yorumaru: No puedo creer esto, es simplemente una locura-

Shiro: ¡Pero esta pasando, ellos quieren mi alma y si la tienen usaran mi cuerpo como sacrificio para darle nueva vida al padre de Yuki!

Tsuji: Así es, ustedes cometen crímenes contra las leyes universales y muchos se hacen llamar dioses, aparte de que uno de los suyos uso el poder del Edo Tensei para revivir a Ares, un ser prohibido. Esta es una de las muchas razones por la que ustedes serán destruidos inmediatamente, por ordenes de los Dioses.

Yorumaru estaba tieso por las cosas que escuchaba, el temor recorría su cuerpo y Shiro lo veía indiferentemente, de manera no muy diferente al día que se conocieron. Shiro (Sin mostrar emociones) apuñalo a Yorumaru en la espalda con un Kunai y lo lanzo lejos de la torre, donde creo una explosión con su Elemento Agua: Jutsu de Misil Tiburón Gigante y destruyó a los soldados. 

Los demás integrantes fueron en camino para auxiliar a Shiro y Yorumaru, pero encontraron a Shiro dirigiendo un enorme Golém de Hielo contra Yuki y Tsuji, y a la tropa de Zangetsu curando la herida de Yorumaru. Sin pensarlo se lanzaron para ayudar a Shiro inmediatamente, pero este los ataco cruelmente para alejarlos: Esta era una pelea en la que no quería arriesgar a sus amigos, quería pelear solo, y no arriesgar a los que podrían ser la única esperanza de su gente.

Yuki: ¡¡Elemento Fuego: Calcinador!!!

Yuki disparó una ráfaga de fuego más caliente que el mismo infierno contra los aldeanos, pero Shiro la repelió con un escudo de hielo.

Shiro: Si le haces algo a mi gente, ¡¡¡SABRÁS LO QUE ES EL MIEDO!!!

Shiro disparó contra Yuki una ráfaga de picos de hielo, pero este los derritió con su Elemento Fuego: Aliento de Dragón, que también lo daño un poco. Ambos empezaron una batalla cuerpo a cuerpo, que destruyo gran parte del la zona.

Mediante un Jutsu Espacio-Temporal, similar a uno de los jutsus de Kozuke, Shiro llevo la batalla al Monte de Plata, allí, Shiro un sin fin de picos de hielo desde el suelo para manipular el lugar y eliminar a sus oponentes.

Yuki: Amo de las Marionetas, tu tiras de los hilos, ¡¡Que macabro eres Shiro!!

Shiro: ¡Retorceré tus extremidades y destrozare tu cabeza sin que puedas defenderte!

Shiro utilizo los picos para apuñalar a Yuki, pero este se escapa sin mostrar heridas, que resaltaba una frase que mas tarde le dijo a Shiro.

"Crees que podrás matar a la muerte, ¡¡JA!! Solo la derrotaste, pero no puedes matarla, la Muerte no puede morir" (...)

Cuando Kozuke y los demás llegaron, vieron que los picos de hielos empezaron a volverse de cristal y el lugar se habÍa congelado; temiendo lo peor fueron al fondo de la montaña, donde avistaron a Shiro atravesado por sus propios cristales y vieron como sus alas de hielo se caían a pedazos. Entonces, vieron como Yuki le robaba lo que parecía ser su alma, la guardaba en una esfera de cristal y abría una puerta dimensional dispuesto a irse, sin embargo se regreso ante Akatsuki Afterlife...

Yuki: Escuchen mis palabras, guerreros renegados, porque no lo repetiré otra vez: Voy a volver dentro de cuatro meses para conquistar el mundo de los vivos como parte de mi plan para derrocar a los Dioses. Ustedes tienen la oportunidad de prepararse para poder combatir contra mi armada, hasta entonces el alma de su amigo estará en mi mundo.

Yuki desapareció en el portal junto a su guardaespaldas. Las cosas estaban muy mal...

Preparación de Akatsuki AfterlifeEditar

Habían pasado dos meses desde el incidente que se llevo el alma de Shiro, toda la fuerza militar de Shiro se preparaba junto al Letz Batallion, la Sub-sección Kyosho y la Unidad Iscariote para la batalla, pero esto no era suficiente, pues las dos últimas se habían reducido en cuanto a integrantes por la anterior guerra, así que lo más que podían hacer era fortalecerse. Yorumaru estuvo investigando los informes y proyectos de Shiro, armando a los Soldados y dirigiendo el País a la ves, por lo que no tenia tiempo ni para comer debido a todo el trabajo; allí fue cuando Tatsumi y Zangetsu decidieron hacer algo al respecto con tal de ayudarlo.

Yorumaru: Esto va aquí, debo dar la charla a los aldeanos, debo dirigir la sesión de entrenamiento, debo-

Zangetsu le dio a Yorumaru un golpe en la cabeza con el Saya de su Katana, causando que este saliera de su estado zombie.

Yorumaru: ¡¡Cual es tu problema!! ¿No ves que estoy demasiado ocupado con todo lo que sucede? Mejor vete de aquí antes de que pierda el control.

Tatsumi: Dejamé decirte que lo perdiste hace un tiempo, necesitas descansar y nosotros nos encargaremos de todo, para eso Shiro nos creo, para ayudarlo cuando lo necesitara.

Yorumaru: Pues pueden ayudarme, pero antes dejenme terminar esto-

Tatsumi había golpeado a Yorumaru en el cuello, dejandoló caer inconsciente al suelo, para que luego Zangetsu se lo llevara a cuestas hacia un lugar desconocido. Una vez había despertado Yorumaru se vio frente a una enorme puerta de titanio y bronce, para entonces divisar a Zangetsu frente a un enorme teclado y a Tatsumi con varias carpetas, aparentemente tratando de abrirla, pero sin éxito alguno.

Yorumaru: ¿Que demonios están haciendo y que es este lugar?

Tatsumi: ¿Recuerdas que el Amo hablaba sobre unos Titanes? Pues se refería a los capitanes de un ejército militar que desarrolla desde que tuvo acceso a la tecnología de Orochimaru, empezando por Doce Capitanes Colosos que servirían en un principio para defender las murallas del país, pero luego decidió guardarlos aquí junto para lideraran a 20.000.000 por división.

Zangetsu: Eso significa que tenemos que abrir esta maldita puerta para darles una paliza a esos demonios, pero no encontramos la clave, y se supone que es algo que solo Shiro-sama conocía.

Yorumaru: Dejenme ayudarlos, posiblemente de entre todo lo que me dijera sepa la clave.

Tatsumi: Esta bien, es una clave de 18 dígitos y estamos realmente perdidos, ¿Hay algo que el amo te haya dicho mas de una ves?

Zangetsu: ¡¡¡Momento!!! Aunque este Computador sea muy viejo pude encontrar un archivo que dice que la clave fue alterada dos días antes de que le robaran el alma al Amo; puede que aun exista esperanza de encontrarla.

Yorumaru: 18 dígitos nada mas, debe ser una frase que conozca...

Yorumaru se detuvo unos momentos para pensar a la vez que Tatsumi y Zangetsu discutían sobre cual podía ser la frase, y mientras recordaba y analizaba todo lo que sucedió en el pasado antes del suceso, y fue entonces que...

Yorumaru: ¡¡¡Lo tengo, ya se cual es!!!

Yorumaru escribió en el teclado la clave y, increíblemente, esta resulto ser correcta y la enorme puerta; con un estilo de barrera anti-bombas, se abrió al instante. Instantáneamente Tatsumi y Zangetsu le preguntaron como pudo el saber la clave y ellos no, pero este se niega a decírselos, entonces ambos empiezan a utilizar argumentos distintos para obligarlos, cuando de repente les dijo "Ustedes quieren saberlo y yo no, creo que No estamos de acuerdo", en ese mismo instante Tatsumi se dio cuenta de que la clave era "No estamos de acuerdo" pues revisando las cintas de seguridad de la mansión se podía notar que en todas las conversaciones de Shiro y Yorumaru el primero repetía estás palabras una y otra vez en cada una de ellas.

Una vez adentro encontraron el fruto de años de trabajo de Shiro: Doce unidades de soldados formadas por billones de ellos en fila (Aletargados) y todos detrás de un respectivo Titán. Con este poder en sus manos, Zangetsu y Tatsumi creyeron que podían ganar la guerra con esto, pero Yorumaru seguía inseguro, aunque esta situación la daba por lo menos un poco de paz. Pasado el lapso de tiempo impuesto por Homura, Akatsuki Afterlife recibió una carta mas de este diciendo que la batalla se llevaría a cabo en una tierra abandonada y desértica con un inmenso tamaño para pelear sin incomodidad: El mismísimo Infierno, causando algo de pánico entre los aldeanos de Hagurogakure, pero una vez mas Kozuke y Yorumaru lograron calmar la situación con un tema muy simple y que dejaría conforme a todos, al dejar en el País a los oficiales Samurai, soldados de la Unidad Iscariote y el Letz Batallion a cargo del país, mientras se llevaban a los mas fuertes a la guerra.

Esta decisión incomodó a muchos, pero Franken explicó que estos soldados tenían la capacidad suficiente para enfrentar tropas de combate sin problema, además de revelar que entre el y Shiro les hicieron cambios a todos, dotándolos de habilidades sobrehumanas para mejorar su rendimiento. A su ves consiguió el permiso de Tatsumi para usar el Ordenador de Shiro, considerada la maquina mas poderosa e inteligente del planeta, para activar el Sistema de Defensa Anti-Aéreo y un Sistema de Artillería Militar que Franken había presentado a Shiro hace un tiempo, todo parte del Proyecto Fuegos Artificiales que Shiro preparo para la organización hace ya un tiempo atrás.

Con todo este armamento la fuerza militar de Shiro tuvo la oportunidad de tomar varios tanques y armas de destrucción masiva (Todas aparte de las predeterminadas que se les habían dado) y unos nuevos aviones de combate basados en los Zero Fighter para la batalla, Kozuke tenía por seguro que destruirían al enemigo en cuestión de segundos y les sobraría maquinaria para las unidades que se quedarían en el País al mando de L.T Kuruma, el principal lugarteniente de Shiro, y la famosa Tropa de Toru, compuesta de 3000 soldados de la mejor calidad.

Mientras tanto en el infierno, el Ejército de las Tinieblas se había estado preparando para la batalla contra los humanos, reuniendo demonios, espectros, fantasmas y todo tipo de engendros y alimañas infernales con el único propósito de eliminar a sus soldados que Shiro tenia preparados. Homura había reunido también a cuatro demonios que se hacían llamar Jinetes Oscuros (En referencia a los Cuatro Jinetes del Apocalipsis) los cuales Shiro había enfrentado y robado partes de su alma para hacerse mas fuertes, y quienes también eran encargados de comandar a los guerreros que custodiaban los templos donde estos yacían.

De antemano, y gracias a Tatsumi, Yorumaru conocía la existencia de un portal interdimensional en la casa de Shiro que podía llevarlo a él y a los demás al infierno. Claro, antes de ir allí tuvieron que prepararse a conciencia y reunir el valor suficiente para entrar en la mansión de Shiro, lugar que se dice es peor que la mansión de Splatterhouse, además de la espera que suponía que Tatsumi avisara a las bestias que habitaban el bosque anterior a la residencia de Shiro de que ellos no eran una amenaza y que no les hicieran nada; al llegar al lugar, sin embargo, todo estaba hecho un desastre, estaba totalmente a oscuras y no había rastro de Tatsumi.

Yorumaru: ¿Hola, quien esta aquí?

Kozuke: ¿Quien habrá sido el idiota que apagó todas las luces de la mansión?

Franken: En serio, esto se parece a un intento de película Slasher bastante básica para mi gusto.

Kael: No se porque pero siento que Shiro va a salir con una sierra eléctrica y nos va a dar un susto de muerte.

???: De hecho, eso seria agradable para este momento, algo bastante clásico y típico de parte de Shiro para aliviar la tensión.

Yorumaru tomo su linterna y apunto hasta donde se escucho la voz, sin ver a nadie presente, empezando a sospechar todos de quien podría ser el desconocido que estuviera escondido en la oscuridad, ¿Acaso seria Shiro o un soldado enemigo que pensaba jugar un movimiento arriesgado para atacarlos?

Un nuevo dueño de la Espada Kusanagi, ¡¡Reimaki esta devuelta!!Editar

Yorumaru sostenía su linterna con la mano temblorosa, esperando a la sombra, sin embargo..

???: Así que para esto me buscaba..

Yorumaru: Esa voz, me resulta familiar...

De repente la sombra desapareció, asustando a todos en el lugar.

Kozuke: ¿Adonde se fue?

Yorumaru se acerco más, sin embargo, sintió una palmada sorpresiva en su hombro, lo que le puso los pelos de punta.

???: Pensé que lograrías reconocer mi silueta a la primera, remedo de emo.

Kozuke: Ya basta de juegos...

Franken prendió la luz y dicha sombra tomó la apariencia de...

...

¡¡¡CERO!!!

Cero Uzumaki, el ex-Akatsuki Afterlife y amigo Yorumaru y Kozuke había reaparecido ante ellos.

Cero: Lo lamento, pero Shiro me dijo que cuando viniera apagara las luces, por si alguien llegaba antes que ustedes.

Kozuke: ¿Shiro, ¿Qué sabes de él?¿No estabas en Konoha. Y cómo regresaste a la Aldea sin que nos esteráramos?

Cero: Relájate Kozuke, dejen que les explique:

Cero sacó una carta de su bolsillo y se lo entrego a Kozuke, que la leyó totalmente asombrado.

Kozuke: ¿Qué significa esto?

Cero: Te lo contaré desde el principio.

(Flashback)

Cero se encontraba en un campo haciendo Shadowboxing, mostrándose enérgico y lleno de vida; al parecer, quería ir más allá de su limite por la manera en que se movía. Luego de entrenar, Cero tomó sus cosas y se encamino hacía la aldea con una hoja de papel en la mano que decía "Lista de mandados", la cual estaba memorizando mientras caminaba.

Cero: Huevos, leche, pan, jamón, queso, mortadela... Bien, ya tengo para hacer el desayuno de Kensei, ahora solo espero que Mialu me deje quedarme con las cervezas para nuestra cita de hoy.

A mitad de camino, en una intersección, Cero pudo divisar sobre un poste a un ave que le resultaba muy familiar, era un...

Cero: ¿Halcón Howaitto? Los de tu raza se aparecían mucho por el patio de mi casa en Hagurogakure, ¿Que haces tan lejos de tu entorno natural?

Cero noto que el Howaitto tenía una carta sujeta a sus patas, por lo cual decidió tomarlo para ver que era. Tras quitarle la carta, vio en ella impreso el sello postal de Shiro: Una calavera con una máscara anti-gas de color añil.

Cero: ¿Que querrá Shiro ahora? Se supone que no me manda cartas sino los viernes 13, y hoy estamos en sábado 14...

Cuando Cero la leyó, quedo asombrado de lo que ponía, y rápidamente tomó sus cosas y se puso en marcha al País del Hierro en un barco de pesca, guiado por el Halcón.

(Fin del Flashback)

Cero: Después de eso me puse en marcha, pero el camino fue muy largo y no quería levantar sospechas ante nadie. El me advirtió sobre su destino en esa carta y tuve que ir en una pequeña embarcación que había comprado hace tiempo, pero era muy lenta y el camino aquí desde Konoha ya de por si era enorme.

Yorumaru: Un momento, ¿Acabas de decir destino?

Cero: Sí, su muerte a manos de Yuki, según la carta tenia conocimiento de lo que pasaría y prefirió preparar todo para cuando pasara...

Al oír esto, todos en la sala quedaron impactados por lo que Cero contaba, y todo estaba asegurado por una carta con la letra exacta de Shiro.

Cero: Mi deber aquí es cuidar su cuerpo en la Montaña de Plata, justo donde se encuentra la sección que honra a los Tetsukage, y se supone que debo esperar a que regrese de la muerte mientras vigilo su cadáver.

Kozuke: ¿Regresar de la muerte?

Cero: Correcto, si recuperan su alma y la ponemos en contacto con su cuerpo revivirá.

La tensión era más grande, mientras que los misterios de Cero todavía no eran revelados. Cero también contó algo que sorprendió a todos: 

La Espada Kusanagi, arma por excelencia de Shiro sería el arma que Cero esgrimiría mientras cuidaba su cuerpo en compañía de sus soldados. La razón de tener la Espada era muy simple, aquel que lograra volverse su dueño seria el líder absoluto del País del Hierro, y solo esta Espada podía destruir a los Espectros de Guerra, seres aterradores que se llevarían su cuerpo para poder destruirlo y evitar que Shiro volviera a la vida, pues su cuerpo contenía la mitad de su poder total; mientras los Akatsuki Afterlife se encargaban de recuperar su Alma de las garras de Yuki, el evitaría a toda costa que los Espectros y cualquier otro ser que fuera enviado para obtenerlo tomara su cuerpo. Kozuke reconoció que Shiro preparo muy bien "Su funeral" y por eso les pidió a todos que dieran todo por rescatar a su camarada.

Caminos SeparadosEditar

Primera parte: Akatsuki Afterlife va al Infierno (Akatsuki Afterlife goes to Hell)Editar

Una vez dentro de la Mansión los muchachos se sintieron algo decepcionados, pues era típico que cuando algunos de ellos entrara debía encontrar un cadáver idénticos a ellos, pero esta vez todo el lugar estaba en perfecto estado y muy tranquilo, en contraste con la típica mansión de las pesadillas que solía ser, pero en fin, solo era una mansión nada mas. 

Una vez terminaron de recordar los viejos tiempos, Tatsumi los llevo directamente hasta la habitación de Shiro, donde se supone estaba la puerta que los llevaría al Infierno. Una vez allí Tatsumi formó un circulo de sal, puso seis velas a su alrededor y se encargo de que ningún tipo de luz que no fuera el de las velas quedara en el lugar.

Yorumaru: ¿Que es lo que haremos ahora, Tatsumi?

Tatsumi: Espero que no se tomen esto como un chiste, pero la casa del Amo Shiro es un nexo de energía oscura lo suficientemente fuerte como para abrir un portal al infierno.

Itami: Lo sospeche desde un principio, ¿Y ustedes chicos?

Franken: Claro, que más sino.

En construcción...

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar